• ENVÍO 100% DISCRETO | GRATIS A PARTIR DE 50€
  • PRIMERAS MARCAS | ENTREGA DE 1 a 3 DÍAS
  • SOPORTE DE SEXOLOGÍA GRATUITO VÍA WHATSAPP
  • ENVÍO 100% DISCRETO | GRATIS A PARTIR DE 50€
  • PRIMERAS MARCAS | ENTREGA DE 1 a 3 DÍAS
  • SOPORTE DE SEXOLOGÍA GRATUITO VÍA WHATSAPP

NOTICIAS

LO QUE LE FALTABA A TU VIDA SEXUAL: BONDAGE

LO QUE LE FALTABA A TU VIDA SEXUAL: BONDAGE

¿Tienes curiosidad por el juego de poder erótico y consensuado del BDSM, pero todavía no te sientes listx para invertir en una mazmorra a gran escala? Tenemos buenas noticias: puedes agregar picante a tu vida sexual en parejx sin gastar una fortuna o dominar docenas de ataduras de cuerda diferentes.


Aunque invertir en juguetes sexuales es divertido, este tipo de juego se trata en última instancia de tí, tu parejx o compañerxs, y el intercambio de poder consensuado durante el sexo. ¿Has probado utilizar un par de esposas en la habitación? o ¿qué tal una vela de masajes? o tal vez, ¿un disfraz muy sensual? El Bondage o BDSM va desde restringir físicamente de manera segura a tu parejx hasta experimentar con el juego de roles para llevar el placer al siguiente nivel. Aquí hay 8 formas en las que puedes explorar el BDSM con tu parejx esta noche.


1. Habla sobre tus intereses y límites.

Cuando hablamos de dominio y sumisión en BDSM, estamos hablando de intercambio de poder consensuado: eso significa que incluso si una parejx sumisa está atadx y permite que la parejx dominante dicte lo que sucede en una escena, los términos se han discutido y acordado previamente. De hecho, incluso se puede considerar al sumisx como quien tiene el control, ya que es responsabilidad de la parejx dominante respetar siempre sus límites. Antes de probar algo nuevo, habla con su parejx para asegurarte de que ambxs estén interesadxs ​​en lo que sea que esté a punto de suceder. Quizás te interese elegir una palabra segura que detenga el juego si es necesario. Aprender tus excitaciones y límites (y los de tu parejx) es parte de la diversión del BDSM, y hablar de tu encuentro antes de que suceda puede ser tu propia forma de juego previo para generar anticipación.

2. Intenta hablar sucio.

¿Eres sumisx y te gusta ser reprendidx? ¿Quieres que te digan que eres malx y que vas a hacer lo que papá o mamá quiera? Pídele a tu parejx que te hable sucio. Cualquiera puede hablar sucio relacionado con temas BDSM, ya sea que seas dominante, sumisx o ambos (alguien que desempeña ambos roles se conoce como un interruptor/a). Hablar sucio te permite expresar tus deseos. Las señales verbales también te ayudan a visualizar fantasías calientes. Digamos que tienes la fantasia de estar restringidx, pero por ahora solo quieres escuchar a tu parejx decirte cómo te atarán y (de manera consensuada) te usarán. Hablar sucio te permite explorar fantasías antes de probarlas físicamente.

3. Pon una venda en los ojos.

Agregar privación sensorial a tu vida sexual es una forma fácil y tentadora de generar tensión. Cuando restas temporalmente estímulos de un sentido, puede aumentar el estímulo en los demás: por ejemplo, cuando no puedes ver porque estás usando una venda en los ojos, un susurro en el oído o el sabor de la boca de tu parejx puede parecer aún más intenso - y emocionante.


Si deseas comprar una venda para los ojos, comienza con una que sea cómoda, preferiblemente de seda. Dependiendo del papel que quieras desempeñar, pídele a tu parejx que te vende los ojos o pregúntale si puedes vendarle los ojos. Una vez que la venda está puesta, la parejx que no la usa puede provocar y atormentar al usuarix, dejándolx adivinando lo que vendrá después, besando todo su cuerpo, susurrándole palabras sucias al oído o haciéndole cosquillas en las zonas erógenas con una pluma.

4. Explora el control del orgasmo.

El control del orgasmo, especialmente cuando se le hace a una persona con pene, se conoce como "Edging". Esto implica llevar a alguien casi al orgasmo y luego detener abruptamente la estimulación, luego repetir como se desee. Si tienes experiencia en el control del orgasmo, probablemente ya sepas que la gratificación retrasada puede hacer que la recompensa final sea mucho más dulce. No tienes que tener ningún tipo de rutina rígida para explorar el control del orgasmo: si eres la parejx sumisx, simplemente relájate y dale permiso a tu parejx dominante para que tome tu orgasmo en sus manos. Haga que usen su boca o un juguete sexual para acercarse al clímax, para detenerse abruptamente antes de la “explosión”. Cuando no puedas esperar más, deja que te ayuden a cruzar la línea de meta y prepárate para el orgasmo más intenso que hayas tenido en mucho tiempo.

5. Compra una vela de masaje.

Las velas son útiles para algo más que crear iluminación ambiental. También se pueden usar para juegos de temperatura, o usar frío y calor para provocar excitación durante el juego sexual. 


En el caso de las velas, puedes hacer que un compañerx rocíe cera caliente sobre tu cuerpo, pero no uses velas que hayas comprado en el supermercado: la cera de esas velas puede ser un “poco demasiado” caliente. Empresas como Bijoux Indiscrets fabrican velas de masaje diseñadas para el sexo, en aromas eróticos como la Afrodisia y el Chocolate Negro. Estas velas específicas para el sexo arden a temperaturas más bajas que la mayoría de las convencionales y también se funden en un aceite delicioso que puedes usar para masajes eróticos. Dado que el juego de roles, especialmente cualquier cosa que involucre dinámicas de poder, es una gran diversión BDSM, intenta el juego de roles como masajista y cliente, completa la experiencia con un “final feliz” si así lo deseas.


6. Aprende a usar las cuerdas.

Después de que tú y tu parejx discutan qué actividades están sobre la mesa cuando unx de ustedes está atadx (tal vez sea azotar, morder los pezones o el sexo oral) y qué está prohibido (tal vez no les guste demasiado escupir o abofetear la cara), puede comenzar la atadura. Hay muchas páginas web geniales que pueden enseñarte algunas habilidades básicas para atar nudos, sólo hace falta una sencilla búsqueda de Google para encontrarlas, solo asegúrate de que el nudo sea algo que puedas deshacer cuando sea necesario. Puedes comprar una cuerda especial para bondage como la de Fifty Shades of Grey en nuestra web, pero recuerda, si usas cuerda, ten unas tijeras de seguridad a mano para que, si uno de sus nudos se atasca, simplemente puedas cortarla si es necesario.

7. Ponte o ponle un par de esposas.

Las esposas son otra herramienta de sujeción común y tienden a ser bastante fáciles de usar. Si bien las cuerdas son muy versátiles, no tienes que preocuparte por tus habilidades para atar con las esposas, y dado que también puedes usar esposas para asegurarte de que la parejx sumisx no pueda tocarse, son útiles para experimentar con el control del orgasmo o “Edging”. 

8. Utiliza un disfraz.

Los juegos de roles pueden ayudarte a ponerte en el papel deseado a medida que asumes las personalidades de personas con dinámicas de poder que deseas explorar, cómo un jefe y un/a secretarix o un estudiante y un profesor/a. Disfrazarse es una forma creativa y liberadora de explorar los deseos ocultos, por lo que si te excita ser dominante o sumisx con tu parejx pero te sientes un poco nerviosx, el atuendo adecuado podría ayudarte.

Puede ser tan simple como algo que ya tienes en casa, como una corbata o una falda a cuadros, pero marcas como Forplay ofrecen una variedad de opciones de disfraces asequibles. ¿Quieres ser el paciente que le pide al médico caliente que los examine? Pídele a tu compañerx que se coloque un estetoscopio. Los disfraces nos ayudan a asumir los roles dominantes o sumisos que queremos representar en la cama. Incluso si te pones un disfraz y terminas teniendo sexo “vainilla”, ¿a quién no le encanta una excusa para jugar a disfrazarse como adulto?


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated